sábado, 25 de febrero de 2017

AMD teme una respuesta desproporcionada de Intel ante la llegada de Ryzen


AMD está ahora mismo en el paraíso, tras la presentación en sociedad de sus procesadores Ryzen 7, la familia de procesadores de 8 núcleos más potentes del mercado, llegando incluso a ofrecer un mayor rendimiento a mitad de precio que su principal rival, las acciones de la compañía se han disparado hasta niveles nunca vistos desde mediados del año 2007.

Si bien ahora todo son alegrías y buenas sensaciones, en realidad AMD está intranquila, y es que el lanzamiento de Ryzen es una buena noticia para el mercado, pero una tremenda bofetada en la cara de Intel que no solo ha dejado al descubierto a una empresa que dejó hace mucho tiempo de ser competente en términos rendimiento, sino una compañía que se ha aprovechado de su monopolio en el mercado para aumentar cada vez más los precios cuando la mejora de rendimiento no concuerda con el coste del producto ofrecido.

Es por ello que AMD se está preparando para una futura ofensiva de Intel, que sin duda estará deseosa de mantener su dominio en el mercado de las CPUs durante el mayor tiempo que sea posible. Según reveló AMD para Form 10-K, “la compañía está preocupada por la capacidad de su oponente de invertir de manera agresiva y aprovechar a sus socios, como Nvidia, con la que AMD tiene una rivalidad por el control del mercado gráfico“.


“La cuota de mercado de Intel, sus márgenes y recursos financieros significativos le permiten comercializar sus productos de manera agresiva, dirigir a nuestros clientes y nuestros socios de canal con incentivos especiales e influir en los clientes que hacen negocios con nosotros”, dijo AMD para From 10-K.
“Estas actividades agresivas en el pasado han resultado en menores ventas unitarias y un precio de venta promedio más bajo para muchos de nuestros productos afectando negativamente a nuestros márgenes de beneficio y rentabilidad”.
“Intel también podría tomar acciones que coloquen a nuestras GPUs dedicadas en una desventaja competitiva”, añade el informe, “incluyendo dar a uno o más de nuestros competidores en el mercado gráfico, como Nvidia Corporation, el acceso preferencial a su interfaz gráfica propietaria u otra información útil.”
No nos engañemos, Intel tiene recursos más que suficientes para liquidar a Ryzen en un abrir y cerrar de ojos, pero durante años ha visto cómo dominaba el mercado ante una AMD sacudida por la pérdida de inversores y rozando la bancarrota mientras que ellos lanzaban una y otra vez el mismo producto con “optimizaciones”. Tras el resurgir de AMD, sin quererlo, se ha despertado un bestia azul que buscará hacer mucho daño a esta nueva AMD bajo el mando de Lisa Su.

Ahora tocará ver en qué se traduce esto, lo lógico es esperar una rebaja más que necesaria de los precios y adelantar a Cannonlake, que si bien inicialmente iba a llegar en 2015, sin un competidor que le hiciera frente, finalmente llegará a los equipos de sobremesa a mediados de 2018, mientras que a mediados/finales de este año llegaría otro refrito a 14nm, tocará esperar para conocer si Ryzen variará los planes del gigante azul.

vía: PCGamesn

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario