domingo, 30 de marzo de 2014

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)



Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)

El avance en calidad visual que ha experimentado el sector del videojuego durante los últimos años ha sido enorme, tanto que comparar un juego actual con uno de hace diez años resulta tan chocante como sorprendente.
Uno de los pilares más importantes de esta evolución lo encontramos en las herramientas de programación, pero no podemos olvidarnos del hardware, ya que las tarjetas gráficas 3D han sido el otro soporte esencial que ha posibilitado la enorme calidad gráfica que disfrutamos hoy en día.

Con la reciente llegada de la nueva generación de consolas y el anuncio oficial de DirectX 12 hemos querido hacer un artículo que dividiremos en dos partes donde repasaremos, de forma abreviada, las que han sido las tarjetas gráficas 3D más importantes de toda la historia.

Es muy posible que nuestros lectores más veteranos las conozcan todas, y que algunos incluso tuvieran ocasión de disfrutarlas en su momento, pero aún así este artículo también va dedicado a vosotros, porque seguro que os ayudará a recordar “aquellos años”.

Sin más preámbulo entramos en materia. Os recordamos que todos las tarjetas del artículo están ordenadas cronológicamente.

Voodoo 1 3dfx en 1996

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Esta tarjeta marcó sin duda un antes y un después en el sector, ya que su enorme potencia la colocaba en una posición privilegiada, sin competencia por aquel entonces.
No hay duda, la Voodoo 1 fue la reina del momento, incluso a pesar de sus dos importantes limitaciones: sólo podía trabajar en resoluciones VGA (640 x 480 píxeles) y necesitaba de una tarjeta secundaria que se encargara de los gráficos en 2D.
Con un núcleo gráfico corriendo a 50 MHz, sus 4 MB de memoria y la API Glide este “monstruito” era capaz de mover incluso Quake III, y marcó un salto de calidad visual enorme en todos los juegos de finales de los noventa.
En definitiva, una joya que merece estar aquí por méritos propios.

Voodoo2 3dfx en 1998

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Una evolución de la Voodoo 1 que ofrecía el triple de potencia gráfica bruta que su predecesora, gracias a la inclusión de tres chips gráficos y 12 MB de memoria.
El uso de la API Glide, propia de 3dfx, seguía jugando a favor de esta tarjeta, pero incluso a pesar de ello el rendimiento de la Voodoo 2 era enorme y permitió subir la resolución hasta los 1.024 x 768 píxeles.
No podemos olvidar que esta tarjeta marcó además la llegada al mercado de la tecnología SLI, que permitía montar dos tarjetas gráficas de forma simultanea para doblar el rendimiento. En dicha configuración cada tarjeta se encargaba de trabajar la mitad de la pantalla.

Como decimos la evolución fue enorme y se convirtió en la solución más potente de la época, aunque seguía siendo necesario contar con una tarjeta gráfica 2D.

GeForce 256 de NVIDIA en 1999

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Fue la gran revolución de finales de los noventa, ya que marcó la llegada de la primera GPU de verdad.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que esta tarjeta gráfica fue la que verdaderamente marcó el principio del fin para 3dfx, no sólo por su elevado rendimiento, sino también porque incorporó la tecnología Transform and Lightning (T&L), utilizada en los juegos más importantes y demandados de la época.

A nivel de especificaciones contaba con una frecuencia de trabajo de 150 MHz en la GPU y 32 MB de memoria DDR.

GeForce 3 de NVIDIA en 2001

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)

Una nueva revolución para el sector gráfico, ya que era compatible con DirectX 8 y soportaba funciones avanzadas de programación, como por ejemplo el sombreado por píxel programable.

De nuevo NVIDIA se desmarcó de la competencia con esta tarjeta. Su precio era muy alto, como cada nuevo tope de gama que lanzaba la compañía, pero su rendimiento y nivel de prestaciones estaba a la altura.

Antes de terminar es importante recordar que la primera Xbox de Microsoft recibió una variante de este chip como GPU, algo que dio vida a una consola que fue capaz de recibir versiones más que buenas de DOOM 3 y Half Life 2.

GeForce 4600 de NVIDIA en 2002

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Esta tarjeta no supuso una evolución tan enorme como la que marcó la GeForce 3, pero pero dejó claro que NVIDIA llevaba la batuta.
Con las GeForce 4600 la compañía de verde optimizó enormemente el rendimiento en DirectX 8, puliendo detalles “aquí y allí”, y logró colocarla como reina indiscutible del sector hasta la llegada de las Radeon 9700.

A nivel de especificaciones contaba con una GPU corriendo a 300 MHz y 128 MB de memoria DDR a 650 MHz. No fue compatible con DirectX 9, pero a pesar de todo envejeció bastante bien gracias a su alto nivel de rendimiento.

Radeon 9700 Pro en 2002

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Esta tarjeta marcó un gran salto a nivel de rendimiento, tanto que en juegos como Unreal Tournament 2003 recuerdo que llegaba casi a duplicar los FPS de la GeForce 4600.
Entre sus principales bondades debemos destacar el bus de memoria de 256 bits, su GPU a 325 MHz y los 128 MB de memoria de vídeo, aunque no podemos olvidarnos del soporte de DirectX 9.
Su relación precio-rendimiento era sin duda muy buena, ya que se acercaba bastante a la carísima Radeon 9800 Pro.

GeForce 6600 GT en 2004

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
La llegada de las GeForce 6600 GT marcó de nuevo una evolución enorme a nivel de rendimiento, gracias al uso de las memorias gráficas GDDR3.

Esto permitía ofrecer soluciones gráficas más económicas, pero manteniendo un buen nivel de rendimiento a pesar de recortar el bus de memoria de 256 bits a 128 bits.

Tuve la ocasión también de disfrutar de esta tarjeta y qué puedo decir, fue capaz de mover incluso juegos como Gears of Wars y el primer Crysis.
Sin duda una auténtica bestia y la mejor solución precio-rendimiento de casi toda la historia.

GeForce 7600 GT en 2006

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
NVIDIA repitió la fórmula de la 6600 GT, lanzando una tarjeta gráfica asequible pero con un gran nivel de prestaciones.

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que una 7600 GT tenía la potencia de dos 6600 GT, pero mantenía un precio de salida casi idéntico al de ésta, algo que la convirtió en una de las soluciones gráficas más vendidas.

Incluso tras la llegada de las GeForce 8600 GT, basadas ya en arquitectura unificada de shaders, la 7600 GT se mantuvo a buen nivel, ya que en juegos basados en DirectX 9 su rendimiento era casi siempre superior.

ATI Radeon X1950 XTX en 2006

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)

Fue simple y llanamente la tarjeta gráfica monoGPU más potente del momento, aunque su precio inicial superaba los 500 euros.

Incluso tras la llegada de las GeForce 8800 la tarjeta se siguió mostrando como una solución muy capaz, aunque teniendo en cuenta su elevado precio y el cambio que supuso el salto a la arquitectura de shaders unificados podemos decir que tuvo un envejecimiento prematuro.

GeForce 8800 GT en 2007

Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (I)
Una revolución que a nivel personal considero comparable a lo que supuso la GeForce 256 en su momento.

Esta tarjeta gráfica se basaba en una arquitectura de shaders unificados y contaba con soporte de DirectX 10, rompiendo definitivamente la vieja división de píxel y vertex shaders,  mientras que su rendimiento se acercaba “demasiado” al de la GeForce 8800 GTX.

Podemos considerarla, junto con la 9600 GT, que saldría al mercado poco después, como la mejor tarjeta gráfica en relación precio-prestaciones de la historia hasta hoy.

Por si todavía tenéis alguna sobre esta afirmación debéis tener en cuenta que la tarjeta llegó al mercado a finales de 2007, esto es, tiene más de seis años y medio, pero todavía es una solución muy capaz y puede mover gran cantidad de juegos actuales en niveles razonables de calidad.

 Continuará…

Hasta aquí la primera parte del artículo, en el próximo saltaremos a las gamas más actuales y conocidas hasta llegar a la generación actual de tarjetas gráficas.
Como de costumbre os invitamos a comentar y a que nos digáis que tarjetas gráficas han sido vuestras favoritas o, porque no, cuáles os habría gustado tener en su momento.



Las tarjetas gráficas 3D más importantes de la historia (II)

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario