lunes, 28 de abril de 2014

Montando un PC para jugar por 200 euros

Montando un PC para jugar por 200 euros


Por desgracia la situación económica actual lleva a muchos usuarios a enfrentarse con presupuestos muy limitados, algo que acaba complicando las cosas y que puede acabar por forzarlos a mantener equipos demasiado antiguos.

Con esto en mente hoy hemos decidido plantearnos un nuevo reto, montar un PC para jugar por 200 euros, cifra extremadamente baja que nos obliga a tomar decisiones con suma cautela, pero al final ha resultado suficiente para montar un equipo bastante capaz.

Sí, es evidente que con un presupuesto tan reducido no podemos esperar mover juegos de última generación en 1080p, pero lo cierto es que nos permitirá disfrutar de una rica experiencia multimedia y jugar a casi todo, como comentaremos al final del artículo.

Dicho esto nos ponemos manos a la obra, sin más rodeos.

Plataforma.



Montando un PC para jugar por 200 euros

Como hemos apuntado en guías anteriores esta elección es clave, ya que 
determina la plataforma que utilizaremos y las posibilidades de expansión que tendremos disponibles.

Teniendo en cuenta lo limitado que resulta nuestro presupuesto nos hemos decantado por la plataforma FM2+, donde podemos encontrar APUs muy económicas que integran CPU y GPU y ofrecen una potencia muy buena en relación precio-prestaciones.

En este punto es probable que alguno de nuestros lectores se pregunte por qué optamos por la plataforma FM2+ y no por la AM1, y la respuesta es muy simple, la GPU que integran las APUs Athlon de dicha plataforma resulta muy floja y encima no suponen una diferencia de precio lo bastante grande como para constituir una buena opción.

A lo dicho debemos sumar que la frecuencia de trabajo de las CPUs integradas en la plataforma AM1 es muy baja, un hecho que termina de redondear una elección clara y simple.

Placa base.

Montando un PC para jugar por 200 euros
Tras elegir la plataforma nos toca indagar entre las distintas placas base que hay disponibles, siempre teniendo en cuenta que nuestro presupuesto es mínimo.
Así, la idea de partida es buscar algo con un mínimo de calidad y cuyo precio esté por debajo de los 40 euros, ya que de lo contrario podríamos tener apuros a la hora de elegir los demás componentes.

Con esto en mente la ASRock FM2A55M-VG3+ cumple todos nuestros requisitos, ya que cuenta con sonido integrado 5.1, soporta hasta 32 GB de memoria RAM DDR3 1.866 y ofrece capacitadores sólidos, lo que garantiza un mínimo de calidad y durabilidad.
Su precio es de 38 euros.

Procesador.

Montando un PC para jugar por 200 euros

Segunda pieza clave del equipo. Al haber elegido la plataforma FM2 estamos limitados a escoger en el catálogo de APUs de AMD, pero lo dicho no es un problema, sino precisamente todo lo contrario, ya que estas nos permiten acceder a soluciones CPU + GPU con precios muy asequibles.
En este punto tenemos que elegir con mucha cautela, ya que muchas ocasiones algunos modelos de APU pueden resultar idénticos, separados únicamente por unos pocos MHz de frecuencia de trabajo en la CPU, pero la realidad es que su GPU marca una gran diferencia.

Esto es precisamente lo que ocurre entre la APU A6-6300 y la A6-6400. A simple vista parecen iguales, pero la primera monta una HD 8370D y la segunda una HD 8470D, equipadas con 128 y 192 procesadores de flujo, respectivamente.

Lo expuesto es más que suficiente para marcar la diferencia en cualquier juego, algo que nos lleva a decantarnos definitivamente a favor de la A6-6400, cuyo precio es de 53 euros. 

Para que os hagáis una idea de su rendimiento a nivel GPU os comentamos que resulta similar a una Radeon HD 6650.

Antes de cerrar este punto debemos destacar su CPU es de doble núcleo a 3,9 GHz-4,1 GHz, un hecho que actualmente no resulta demasiado preocupante. Con todo, si podéis invertir 23 euros más la A8-5600K es la mejor opción.

Memoria RAM.

Montando un PC para jugar por 200 euros
Tenemos placa base con sonido integrado, CPU y GPU, ahora nos toca buscar una memoria RAM aceptable que no se pase demasiado del presupuesto.
En este punto tenemos dos opciones, hacernos con un módulo de 4 GB de DDR3 y respetar al máximo el presupuesto de 200 euros o, por el contrario, hacernos con 8 GB y pasarnos un poco. Os dejaré apuntadas ambas opciones, para que valoréis la que mejor se adapta vosotros.

Si nos decantamos por 4 GB el módulo Kingston HyperX Blu 1.600 MHz con latencias CL9 es la mejor opción, ya que apenas cuesta 33,95 euros.

Por el contrario, si queremos gastar un poco más lo más recomendable es el módulo Corsair Value Select de 8 GB, también a 1.600 MHz y con latencias CL9. Su precio es de 68 euros.

Disco duro.

Montando un PC para jugar por 200 euros

Cada vez nos queda menos presupuesto con el que afrontar los restantes componentes, y eso complica todavía más la elección.

Pasamos ahora a elegir el disco duro de nuestro equipo, y dado que vamos a utilizarlo para juegos y multimedia necesitamos uno que, preferiblemente, tenga 1 TB de capacidad y ofrezca un buen rendimiento.

Con estos valores en mente nos decantamos por el WD Blue de 1 TB, capaz de ofrecer un gran nivel de rendimiento gracias a sus 64 MB de caché y su velocidad de giro de 7.200 RPM.

Su precio es de 46 euros.

Torre y fuente de alimentación.

Montando un PC para jugar por 200 euros
Las limitaciones del presupuesto siguen obligándonos a buscar el máximo ahorro posible, lo que nos lleva en este punto a buscar una torre resultona que incluya la fuente de alimentación, ya que de lo contrario nos pasaremos directamente del presupuesto.

Soy consciente de que este tipo de fuentes no tienen una gran calidad, pero dado lo modestos que resultan los componentes de nuestro equipo será más que suficiente.

Tras una larga búsqueda optamos por la Spire CoolBox 305, una caja modesta pero suficiente que, además, viene acompañada de una fuente de alimentación de 420W, todo con un precio de apenas 22,95 euros.

Lector/grabador de DVD.

Montando un PC para jugar por 200 euros
Terminamos con el último componente del equipo. Es posible que para muchos sea innecesario y prescindible, pero dado el peso que todavía tiene el formato físico a día de hoy hemos preferido incluirlo.
A la hora de elegirlo no hemos tenido complicaciones, ya que todos modelos económicos son “idénticos” y no marcan diferencia alguna entre ellos.
En base a lo expuesto nos quedamos con el Samsung SH-224DB, cuyo precio es de 14,95 euros.

Notas finales y rendimiento.

El precio final del equipo con 4 GB de RAM y la APU A6-6400 es de 208,85 euros. Si optamos por montar 8 GB de RAM y una APU A8-5600K el precio subiría hasta los 265,90 euros.

A pesar de lo ajustado que parece el presupuesto lo cierto es que este equipo tiene un gran potencial, sobre todo para jugar a títulos de 2013 hacia atrás, aunque también puede hacer frente a juegos de este año sin problema, y su vida útil será más larga de lo que pueda parecer en un primer momento.

Para sustentar estas palabras os ofrecemos algunos de los resultados que ha cosechado la configuración base de 208,85 euros en algunos de los juegos más importantes actualmente, y como siempre os invitamos a opinar.
  • Grid 2 a 1.366 x 768 píxeles, calidad alta: 35,7 FPS.
  • Metro Last Light a 1.366 x 768 píxeles, calidad baja: 28 FPS.
  • Tomb Raider a 1.366 x 768 píxeles, calidad media: 30 FPS.
  • Battlefield 4 a 1.366 x 768 píxeles, calidad baja: 35 FPS.
  • Batman Arkham Origins a 1.366 x 768 píxeles, calidad media: 31 FPS.
  • Diablo III a 1.366 x 768 píxeles, calidad alta: 40 FPS.
 
Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario