jueves, 26 de mayo de 2016

Estados Unidos mantiene ordenadores de hace 50 años



Como sabemos los gobiernos en general son bastante lentos a la hora de adoptar nuevas tecnologías y de renovar sus equipos y ordenadores, algo que puede acabar jugándoles más de una mala pasada por razones de seguridad o costarles un dineral en mantenimientos.

Precisamente esto último es lo que le ocurre al gobierno de Estados Unidos y no, no tienen la culpa los equipos con Windows XP que todavía mantienen ni el pago del soporte extendido a Microsoft dicho sistema operativo, sino los sistemas con más de cincuenta años de antigüedad que siguen utilizando.

Según un informe oficial el ejecutivo del “país de la libertad” gasta unos sesenta mil millones de dólares al año en el mantenimiento de auténticas reliquias informáticas, entre las que podemos destacar por ejemplo las siguientes:
  • El sistema DOD utilizado para enviar mensajes de emergencia a las fuerzas nucleares, que corre sobre un equipo de IBM de 1970 que utiliza disquetes de 8 pulgadas.
  • Los sistemas del tesoro que almacenan datos de los contribuyentes tienen 56 años y utilizan un lenguaje totalmente obsoleto.
  • En la Seguridad Social se utilizan sistemas de hace 31 años, pero éstos funcionan con el lenguaje COBOL, desarrollado hace unos 60 años.
  • El sistema informático del Departamento de Transporte de Mercancías Peligrosas tiene ya 41 años.
El problema es evidente y la dejadez y los recortes no hacen más que empeorarlo con los años, tanto que según fuentes oficiales han tenido que volver a contratar a gente jubilada para ciertos mantenimientos de estos equipos obsoletos, ya que eran los únicos con la formación necesaria para hacer “apaños”.

Somos conscientes de que dichos equipos tendrán aplicaciones propias y demás, y que el salto a equipos nuevos no será algo precisamente sencillo, pero no sé hasta qué punto les puede salir rentable mantener una ineficiencia tan enorme en órganos y entidades de tanta importancia.

Más información: Neowin.

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario