miércoles, 14 de junio de 2017

Demandan a Intel por las explosiones causadas por sus procesadores SoFIA

Hace algún tiempo, Intel intentó dar el salto al mercado de los smartphones para intentar globalizarse, aunque por el camino únicamente se encontró con el fracaso. En su momento, para dar este salto, el fabricante estadounidense se alió con la compañía Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC) y creó un procesador para móviles, que fue bautizado como SoFIA. 

El problema viene ahora, cuando una empresa brasileña, conocida como QBEX, ha demandado a Intel por fallos en estos procesadores que ocasionaron explosiones en algunos de sus teléfonos móviles.


Según QBEX, en 2015 Intel realizó un acuerdo con la empresa para desarrollar un smartphone con sus procesadores. En la alianza, quedaba constancia de que dicho terminal, además de que debía incorporar el logo de Intel, tenía que incorporar la familia de procesadores SoFIA.

Desde octubre de 2015 hasta noviembre de 2016, QBEX vendió un total de 235.074 dispositivos con dicha tecnología, y desde entonces la compañía ha recibido un gran número de quejas y reportes sobre dichos terminales. En total, durante el mes de julio en 2016, el fabricante brasileño recibió 9.090 quejas o terminales que fueron devueltos; y fueron 5.962 los terminales que siguieron el mismo camino durante el mes de agosto. Es por ello que Intel declaró en su momento que iba a lanzar una actualización que arreglase los defectos de sobrecalentamiento (y una consecuente explosión) de su procesador, algo que nunca llegó.


Toda esta información lleva a la compañía brasileña a demandar a Intel, ya que el hardware proporcionado por la misma estaba defectuoso en un primer momento ocasionando pérdidas monetarias y personales de los usuarios que sufrieron estas explosiones. Para más inri, QBEX alega que Intel era consciente de los defectos de sus procesadores SoFIA, y que la compañía se ha tomado poca o ninguna importancia para solucionar el problema.

En los últimos minutos Intel se ha pronunciado oficialmente. En resumen indica que están revisando el problema, pero sin haberlo revisado aún, ya dicen que sus procesadores SoFIA no eran los causantes del sobrecalentamiento del terminal, cuando el SoC es el componente que más altas temperaturas alcanza en un dispositivo, de ahí que los terminales modernos usen un heatpipe de cobre, pero es bueno, no sé de que nos extraña, es Intel.
“Estamos revisando las acusaciones y las investigaremos a fondo. Sin embargo, no tenemos evidencias que sugieran que los problemas de sobrecalentamiento que QBEX alega fueran causados ​​por nuestro producto”.
vía: extremetech



Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...