jueves, 3 de agosto de 2017

Las CPUs Coffee Lake no seran retrocompatibles

Malas noticias, aunque viniendo de Intel, era lo esperado. ASRock confirmó mediante su cuenta oficial de Twitter que la familia de procesadores Intel Coffee Lake, basada en el mismo socket LGA1151, no será compatible con las placas base basadas en los chipset Intel 200 Series, por lo que si tienes una placa base de dicha serie, y pensabas actualizar a un procesador de 6 núcleos, lo sentimos, además del procesador tendrás que volver a comprar una placa base con el mismo socket LGA1151 pero con el chipset Intel 300 que se anunciará junto a estas CPUs.
Este movimiento es el esperado de siempre, y los únicos beneficiados serán los fabricantes de placas base, que verán un repunte en las ventas en sus modelos más nuevos, que también son los más caros, y la lógica decía que mucha gente iba a comprar una CPU Coffee Lake junto a una placa base Intel 200, por que simplemente el precio de las Intel 300 estará inflado los primeros meses a la venta, buscando así ahorrar algo de dinero en la compra de un nuevo equipo o dando el salto a una “nueva arquitectura”.


Hasta ahí es la información que tenemos, desconocemos si en el futuro mediante alguna actualización de BIOS esto cambiará, esperemos que sí, más que nada para aquellos usuarios que ya tengan una placa base de este tipo, pues simplemente tendrán que actualizar la BIOS y comprar la CPU, pasando de 4 a 6 núcleos realizando una menor inversión. Ahora este salto representa un gasto extra que ya permitiría plantearse el salto al socket AMD AM4.


vía: Videocardz



Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario