domingo, 25 de septiembre de 2016

Tumban Krebs on Security con ataques DDoS a 620 Gbps



Los ataques DDoS se han convertido desde hace tiempo en uno de los mayores males que azotan sobre todo a aquellas empresas que ofrecen servicios y productos por Internet, tanto que hoy por hoy son incluso una forma de negocio con la que muchos pueden vivir bastante bien.

Contratar un servicio de ataque DDoS es relativamente fácil y lanzarlo también, aunque no todos tienen la misma duración y tampoco la misma fuerza, dos detalles que influyen tanto en el precio cuando se contrata dicho servicio como en la efectividad real del mismo.

El caso es que la web de Krebs on Security ha tenido la mala suerte de convertirse en el objetivo de un ataque masivo que ha alcanzado la escalofriante velocidad de 620 Gbps. Esto ha sido posible gracias al potencial conjunto de una botnet de gran tamaño que estaba bajo el control del atacante y que fue perfectamente coordinada.

Aunque en un principio la compañía de hosting Akamai pudo resistir el ataque y “defender” a Krebs on Security la intensidad y la duración del mismo fue tal que al final no tuvo más remedio que ceder y desactivarla, que a fecha de redactar este artículo continúa inoperativa.

Desde luego es impresionante el potencial que han alcanzado los ataques DDoS y el enorme riesgo que suponen para cualquier empresa que trabaje por Internet, sobre todo teniendo en cuenta que se centran en “saturar” mediante peticiones un determinado servicio.

¿No os impresiona?, pues vamos a verlo mejor con este ejemplo; imaginad una empresa que es capaz de trabajar con velocidades de 300 Mbps y la misma recibe peticiones constantes a una velocidad de 62.000 Mbps, es decir, 206 veces más que su capacidad máxima. Seguro que ahora lo veis de otra forma.

Más información: Neowin.

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario