domingo, 2 de octubre de 2016

Ya no se podrán vender PCs con Windows 7 o Windows 8.1 en noviembre



Nos estamos acercando a la fecha límite que puso Microsoft para la venta de PCs con Windows 7 o Windows 8.1, un plazo que vence el 31 de octubre de este año, es decir, dentro de un mes exacto a contar desde hoy.

Como recordará más de uno de nuestros lectores en su momento el gigante de Redmond iba a poner fin a la posibilidad de seguir vendiendo equipos con Windows 7, pero al final acabó dejando la puerta abierta a la versión profesional, que es la que se ha seguido vendiendo preinstalada en equipos originales (de OEMs) junto con Windows 8.1, el penúltimo sistema operativo de Microsoft.

¿Que quiere decir esto exactamente?

Por si hay dudas lo precisamos, significa que a partir de esa fecha ningún fabricante de equipos, tanto sobremesa como portátiles en todas su variedades, podrá comercializar sistemas nuevos que vengan equipados con otro sistema operativo que no sea Windows 10.

Tened en cuenta que hablamos de sistemas operativos de Microsoft, es decir, nada ni nadie les impide recurrir a otras opciones como por ejemplo las diferentes distros Linux o el popular Remix OS.

Obviamente los equipos más viejos que queden acumulados en stock y tengan cualquiera de los dos sistemas operativos citados se podrán seguir vendiendo sin problema, pero también hay fabricantes de marca blanca que pueden seguir utilizándolos, así que el 1 de noviembre no supondrá un fin radical y en seco.

Os recordamos que Windows 7 seguirá teniendo soporte extendido hasta el 14 de enero de 2020 y Windows 8.1 tendrá soporte estándar hasta el 9 de enero de 2018, fecha en la que entrará en soporte extendido hasta el 10 de enero de 2023.

Más información: Neowin.

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario