viernes, 23 de diciembre de 2016

Microsoft admite que se pasó con las actualizaciones “agresivas” a Windows 10


Microsoft ha sido criticada con frecuencia por la forma agresiva en la que llegó a ofrecer las actualizaciones gratuitas a Windows 10, con algunos usuarios que llegaron hasta a demandar y ganar juicios contra la compañía, debido a que vieron cómo su Windows 7 u 8.1 era actualizado a pesar de haber rechazado Windows 10 de forma explícita.

Todo empezó cunando Microsoft cambió el comportamiento del botón cerrar (X) en la aplicación de Obtener Windows 10, debido a que en vez de cerrar la aplicación y su proceso para así cancelar la actualización, lo que hizo temporalmente fue seguir funcionando en segundo plano para preparar la instalación del sistema operativo.

¿Era el gigante de Redmond consciente de que posiblemente no lo estaba haciendo del todo bien a la hora de querer extender Windows 10 a toda costa? Chris Capossela, Director de Marketing de Microsoft, reconoció que desde la compañía fueron demasiado lejos a la hora de aplicar esta política de distribución de su último sistema operativo, haciendo hincapié en esas dos semanas en las que los usuarios se quejaron sobre el comportamiento no deseado de la aplicación Obtener Windows 10, situación que forzó a la compañía a rectificar tras ese periodo de tiempo.

“Queríamos que la gente utilizase Windows 10 desde una perspectiva de la seguridad. Encontrar el equilibrio correcto sin estar caminando en la línea de ser demasiado agresivo es algo que hemos intentando durante buena parte del año y creo que lo hicimos bien, pero hubo un momento particular en el que el botón de cerrar (X) de la caja de diálogo significaba cancelar y no cancelaba”, explicó Chris Capossela en la última edición del Windows Weekly. “Tuvimos que saber que fuimos demasiado lejos y en entonces se tomó cierto tiempo para desplegar la actualización que cambiase ese comportamiento. Esas dos semanas fueron bastante dolorosas y un momento bajo para nosotros. Aprendimos mucho de ello, obviamente”, concluyó.

Que Microsoft reconozca su error cuando intentó forzar algo más de la cuenta las actualizaciones a Windows 10 sin duda le honra. Aunque sus motivos pueden ser comprendidos desde algunos punto de vista, los usuarios tienen derecho a decidir qué sistema utilizar en sus PC por los motivos que sean. A algunos les bastará la costumbre, mientras que otros sostendrán su decisión en la pérdida de compatibilidad con el software que usa.



Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario