sábado, 27 de mayo de 2017

NVMe 1.3: mejores SSD para el futuro


NVMe 1.3 es la nueva versión del protocolo NVM Express, diseñado desde cero aprovechando la baja latencia y el paralelismo de los SSD PCI Express para ofrecer un rendimiento espectacular en soluciones de almacenamiento basadas en memorias flash como SSD y convertir la unidad en arrancable, permitiendo prescindir completamente de otras unidades de almacenamiento como los discos duros.

NVMe 1.3 es la actualización más importante de la especificación desde el lanzamiento de la 1.2 en 2014 y ofrece mejoras importantes en varios apartados. Una de ellas es una función de auto-examen para comprobar la integridad de los datos. Es similar a la utilizada por SMART y puede efectuarse sin tener que montar volúmenes y exponer su contenido a los servicios basados en el sistema operativo.

El protocolo también añade un soporte muy necesario para particiones de arranque, sin necesidad de que el firmware de las placas base tengan que almacenarlo. La implementación actual de las placas base con soporte para arranque NVMe implica almacenar una pequeña partición con el gestor de arranque en el chip que maneja el firmware UEFI. Ello se evitará en el futuro.


Otra de las novedades de NVMe 1.3 es el nuevo comando “desinfectar”, que realiza un borrado seguro a nivel de hardware, eliminado no sólo los datos del usuario en el área de memoria flash NAND, sino también en el búfer de memoria del controlador o en la caché DRAM, garantizando un borrado de datos más fiables. La especificación también añade soporte Root I / O para el protocolo de virtualización (SRIO-V).

En cuanto a rendimiento, utilizar el bus PCIe (como hace NVMe) nos permite (teóricamente) alcanzar hasta 32 GB/s bidireccionales usando una ranura PCIe 3.0 x16. Las soluciones actuales ni se acercan al máximo teórico de la norma porque utilizan normalmente una ranura x4, pero aún así, multiplican por cinco el rendimiento en transferencia de datos en lectura (de 3 a 4 veces en escritura) que ofrece una SSD SATA: de 500 MBps a 2.500 MBps de media. La nueva norma PCI-Express 4.0 duplicará el ancho de banda de la v 3.0 actual y seguramente las NVMe 1.3 podrán aprovechar la mejora de rendimiento.

Se espera que NVMe 1.3 se implemente en placas base, SSD y otras soluciones a finales de este año o comienzos de 2018.

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario