sábado, 24 de febrero de 2018

WiFi a través de adaptadores USB

Existen dos formas de conectarnos a Internet, a través de cable y por WiFi. Esas dos grandes categorías son las más utilizadas, ¿pero qué ocurre si necesito conectarme de forma inalámbrica con un equipo que carece de WiFi integrado?. Pues que no tendrás problema, ya que podrás recurrir a los adaptadores USB.

Los adaptadores USB con WiFi integrado se han convertido en una excelente opción para mejorar en segundos aquellos equipos que carecen de una solución de conectividad inalámbrica integrada, ya que son muy fáciles de utilizar, no presentan problemas de compatibilidad y tienen precios muy económicos.

En este artículo nos vamos a centrar en este tipo de soluciones, veremos qué son exactamente y os contaremos todas las claves que debéis tener en cuenta a la hora de elegir un adaptador USB WiFi.

¿Qué son los adaptadores USB con WiFi integrado?


Como su propio nombre indica son pequeños dispositivos USB que tienen un tamaño muy compacto. En su interior integran un sistema que los convierte en adaptadores de red inalámbrica, lo que significa que cuando se conectan a un puerto USB actúan como lo haría una tarjeta de red inalámbrica (WiFi).

Con estos adaptadores no debemos preocuparnos de tener instalada una tarjeta de red en nuestro sistema ya que se encargan de recibir la señal y transmitirla directamente a nuestro equipo.

Esto tiene dos grandes ventajas; por un lado no es necesario abrir el equipo ni llevar a cabo ningún tipo de montaje, y por otro lado podemos empezar a utilizarlo en segundos ya que se trata de soluciones “plug and play” (enchufar y utilizar).

Una vez enchufado al PC sólo tendremos que seleccionar la red inalámbrica a la que queremos conectarnos y listo, podremos empezar a disfrutar de nuestro adaptador USB.

En general los adaptadores USB WiFi suelen tener tamaños muy compactos y son muy ligeros, lo que significa que podremos llevarlos siempre encima y que apenas ocuparán espacio al conectarlos a nuestro PC o portátil.

Con todo hay algunos modelos que tienen un formato más pequeño y que están pensados para aquellos usuarios que quieran una solución lo más compacta posible. Antes de elegir os recomendamos que tengáis en cuenta este aspecto, ya que la diferencia puede ser considerable.

En general actualmente podemos encontrar dos grandes versiones; los adaptadores USB WiFi más básicos y económicos suelen ser compatibles con WiFi N y capaces de trabajar con puertos USB 2.0, mientras que los de mayor rendimiento soportan también WiFi AC y pueden aprovechar el mayor ancho de banda del conector USB 3.0.

Es importante tener en cuenta que el adaptador trabajará con nuestro router, así que si tenemos un equipo capaz de transmitir WiFi N a 300 Mbps y compramos un adaptador USB WiFi que trabaja a 867 Mbps bajo WiFi AC no le estaremos sacando todo el partido posible.

Hemos puesto este ejemplo para que seáis conscientes de que la elección del adaptador debemos hacerla teniendo en cuenta las prestaciones de nuestro router. También es importante recordar que el puerto USB 2.0 tiene un ancho de banda de 480 Mbps mientras que el USB 3.0 llega a los 4.800 Mbps.

Esto quiere decir que un adaptador USB con WiFi N a 300 Mbps funcionaría sin problema bajo USB 2.0, pero un adaptador USB con WiFi AC a 867 Mbps bajo dicho conector tendría un cuello de botella importante, ya que estaría limitado a 480 Mbps.

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario