lunes, 19 de marzo de 2018

China puntuará a ciudadanos con un sistema de “crédito social”


¿Quién dijo Black Mirror? Discriminar a personas mediante una puntuación suena bastante fuerte, pero eso es lo que pretende el gobierno de China a partir de mayo mediante la imposición de restricciones a las personas que marquen una puntuación baja en su sistema de “crédito social”, y aquí no nos estamos refiriendo a redes sociales precisamente.

El sistema de “crédito social” hará que, por ejemplo, un ciudadano que marque una puntuación baja no pueda viajar en tren o en avión durante al menos un año, según un comunicado de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma del país asiático. Lo que quiere impulsar el gobierno de Xi Jinping se basará en el comportamiento financiero y social de los ciudadanos bajo el principio de “una vez que no es de fiar, siempre restringido”, que ha sido visto en un documento firmado por funcionarios del gobierno y el Tribunal Popular Supremo.

Esto quiere decir que todos los que comentan delitos tanto en el ámbito social como el financiero o realicen acciones como difundir información falsa, causar problemas en el transporte público, usar boletos de viajes vencidos, no pagar el seguro o fumar en sitios prohibidos, verán como su puntuación baja y no podrán hacer uso de algunos servicios o no podrán acceder a ciertos lugares.

Aunque ha sido anunciado hace poco, Human Right Watch avisa que en realidad el sistema ha podido estar en funcionamiento desde el año 2016. La ONG cuenta el caso de Li Xiaolin, un abogado que intentó comprar un billete para hacer un viaje de 1.200 millas para volver a casa tras un viaje de negocios. Después de que se escaneara su documento de identidad, el sistema rechazó la operación de compra del billete debido a que fue acusado de difamación por un cliente al que defendió de un crimen de violación. Los tribunales obligaron a Xiaolin a tener que pedir disculpas a su cliente, cosa que hizo, pero parece que la fecha en la que realizó el gesto no gustó, el 1 de abril (día de los inocentes en muchas zonas del mundo), por lo que la disculpa fue considerada como “no sincera”. Otros activistas han reportado casos similares.

La versión final del sistema de crédito social se espera que esté lista para el año 2020 con el objetivo de suministrar datos de los ciudadanos en tiempo real a los funcionarios del gobierno, las fuerzas del orden e incluso posiblemente otros ciudadanos privados encargados de empresas.

La amplitud del sistema puede ser enorme, ya que la policía china utiliza en la actualidad gafas de reconocimiento facial, las cuales no solo sirven para reconocer a las personas en sí, sino también para obtener información extraída de las bases de datos del estado, pudiendo así identificar a los que tengan antecedentes, por lo que se podría saber en todo momento la puntuación a nivel de “crédito social” de cada ciudadano.

Fuente: The Next Web

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario