miércoles, 11 de mayo de 2016

Secure Boot bloquea equipos ASUS con Windows 7



En las últimas dos semanas ha habido muchos usuarios de ASUS y Windows 7 que han visto cómo sus ordenadores dejaban de funcionar por culpa de Secure Boot, la característica de arranque seguro de UEFI que pretende mejorar la seguridad evitando el inicio de sistemas operativos no autenticados.

Recientemente, ASUS tomó la decisión de habilitar por defecto Secure Boot en todas sus placas base, dando igual el sistema operativo con las que se pretendiera utilizar. A esto hay que unir una actualización del propio Windows 7, la KB3133977, siendo marcada como opcional el 15 de marzo para luego ser recomendada a partir del 12 de abril, pasando a ser instalada directamente en todos los equipos que tengan el proceso de actualización automatizado, algo muy común en Windows.

Después de que dicha actualización se instalara en algunos Windows 7 que funcionaban sobre placas ASUS con Secure Boot activado, al intentar iniciar Windows, muchos han visto como les saltaba un aviso de Secure Boot diciendo que estaban intentando iniciar software no autorizado. La situación les sorprendió porque aparentemente no habían hecho ninguna modificación que pudiese provocar aquel error, que mostraba un mensaje como este:

Secure Boot Violation
The system found unauthorized changes on your firmware, operating system or UEFI drivers.
Press [OK] to run the next boot device, or enter directly to BIOS Setup if there are no other boot devices installed.
Go to BIOS Setup > Advanced > Boot and change the current boot device into other secured boot device.

¿Quién tiene realmente la culpa?


En la red está habiendo discusiones sobre quien tiene la culpa de este problema. Siendo honestos, tanto ASUS como Microsoft tienen su parte de responsabilidad en este asunto.

Primero, ASUS tendría que haber dejado Secure Boot desactivado en todas esas placas bases que se venden sueltas, porque ya sabemos que Microsoft exige que esté activado para vender equipos con Windows 8 y Windows 10. Sin embargo, una placa comprada de forma suelta podría estar pensada para hacer funcionar cualquier sistema operativo, por lo que lo correcto sería desactivar dicha característica por defecto y que fuese el usuario quien habilitara Secure Boot en caso de verlo necesario.

Segundo, Microsoft cambió la prioridad de una actualización, la KB3133977, “rompiendo” así muchos equipos que estaban funcionando correctamente pese a la mala configuración de la placa, ya que Windows 7 no está preparado para trabajar sobre Secure Boot.

Soluciones


Si no pensáis utilizar Windows 8 o 10 en vuestro ordenador, lo más práctico es prescindir de Secure Boot.

Sin embargo, algunas placas no permite desactivar Secure Boot, por lo que si se ha instalado la actualización KB3133977 de Windows 7 y saltado el aviso de Secure Boot, habría que desinstalar dicha actualización, algo para lo cual se podría intentar arrancar el sistema desde otra placa base que no bloquee el sistema. Otra opción es reinstalar el sistema operativo y evitar la instalación de la actualización KB3133977.

Fuente | InfoWorld

Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario