sábado, 26 de mayo de 2018

Así ha ido evolucionando la interfaz de Windows en 33 años

La interfaz de Windows ha experimentado una importante evolución durante las últimas tres décadas y es comprensible, ya que fue precisamente una de las claves del éxito de dicho sistema operativo desde sus orígenes.

Windows llegó al mercado con el objetivo de facilitar la experiencia de uso que representaba el sistema operativo MS-DOS.

Su primera versión fue Windows 1.0 y desde el principio confirmó que la apuesta de Microsoft era muy ambiciosa, ya que se trataba de un sistema operativo con una interfaz gráfica de 16 bits que acercaba el mundo de la informática a casi cualquier tipo de usuario.

Con la llegada de las versiones posteriores (Windows 2.0 y 3.0) Microsoft fue puliendo la interfaz de Windows hasta conseguir el acabado que vimos en Windows 95, un sistema operativo que sentó las bases que posteriormente serían utilizadas en otros como Windows 98 y Windows XP y que se han mantenido (con algunos cambios importantes) incluso en Windows 10.

A pesar de que esa base común no ha cambiado desde Windows 95 hemos podido ver transiciones y modificaciones interesantes a lo largo de los años. Por ejemplo en Windows Vista se introdujo una interfaz gráfica mejorada (Aero) que culminó en Windows 7.

Con el lanzamiento de Windows 8 Microsoft apostó por las “live tiles” o “losetas vivas” y por la supresión del clásico botón de inicio, un cambio que confirmaba la apuesta del gigante de Redmond por tablets y smartphones y que no gustó nada a los usuarios.

La llegada de Windows 10 confirmó que habrían aprendido la lección, ya que devolvieron el botón de inicio y el protagonismo al escritorio, introduciendo eso sí un minimalismo que tampoco está gustando a todo el mundo.

En el vídeo que acompaño, cortesía de Benchmark, podéis ver de forma simplificada la evolución a nivel de interfaz de Windows desde 1985 hasta hoy.




 
Saludos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario